Carrera de Las Empresas – Diciembre 2010

Carrera de las Empresas .- Diciembre 2010

 

Carrera especial por lo que significaba, ya que era mi primera carrera popular. Después de más de un año “solamente” entrenando, y animado por amigos y compañeros de running y también, por la curiosidad de ver y sentir lo que hay alrededor de una carrera popular, me animé a participar.

Además, el carácter de esta carrera, lo que le hace diferente de otras, es que tienes que correr en equipos de entre 2 y 4 corredores, todos de la misma empresa (con los piques y bromas que eso lleva unido). En mi empresa, ese año se hicieron 4 equipos.

Y así llegamos al día de la carrera, el 19 de diciembre de 2010. La mañana se levantó con frío y con pronostico de lluvia. Llegué a la zona de salida con tiempo suficiente como para encontrarme con algunos de mis compañeros.

Mis nervios iban cada vez más en aumento, ya quedaba poco para la hora de la salida. La verdad es que no sabía que tal se me iba a dar la carrera, pues solo tenía como referencias mis tiempos en 10km de los entrenamientos (me estrenaba en este nuevo mundo). Todos mis compañeros me decían que en carrera era mejor, que seguro que bajaba esas referencias de 42 y 43 minutos.

Pero pagué mi novatada en carreras, mi primer “error” fue ponerme en la salida muy retrasado (casi al final del todo). Una vez dado el pistoletazo de salida tuve que estar hasta más allá del km 2 sorteando a muchos participantes. Todo esto, unido a que incrementé algo mi ritmo “normal” en los km intermedios, dieron como resultado que en el último km / km y medio todo de subida me entró una ligera pájara.

El tiempo final fue de 43:35 minutos, resultado que al principio me disgustó ya que pretendía bajar de esos 43 minutos. No obstante, después de unos minutos y de volver a ver a algunos de mis compañeros, de reposar, de pensar lo que había vivido en carrera, me dejó el cuerpo una sensación de alegría no solo por ese tiempo, sino por las sensaciones vividas antes de la carrera, durante y al finalizar.

Como anécdota, comentar lo que me costó ponerme mi primer dorsal (mal puesto, un poco más a la izquierda, no, a la derecha….).

La nota negativa fue la organización, no ya por la bolsa del corredor, que no era nada del otro mundo, sino porque de las clasificaciones individuales o de los diplomas que prometían en su reglamento, nada de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s