Las zapatillas en el running “nuestras grandes aliadas”

ZAPATILLAS EN EL RUNNING

Debemos partir de la idea de que cuando hablamos de las “zapatillas” dentro del mundo running, estamos tratando una parte muy importante de este deporte siempre y cuando querramos practicarlo con seguridad para evitar lesiones.

Una vez convencidos que debemos de salir con unas zapatillas adecuadas para la práctica del running (evitaremos posibles lesiones de tobillo, rodilla…), ahora viene lo más dificil ¿que zapatillas me compro?…., pues partiendo de que un runner da alrededor de 800 saltos por cada kilómetro recorrido, vamos a ver algunas características que todas zapatillas running deben de tener:

  • Amortiguación: La fuerza que ejerce una persona al correr suele ser el doble o el triple de su peso corporal. Debemos adecuar la zapatillas a nuestro peso.
  • Flexibilidad: La zapatilla debe poder doblarse al menos 30% por detrás de los metatarsos. Esto hará que ganemos en resistencia a lo largo de la carrera.
  • Estabilidad: La zapatilla debe adaptarse a nuestro tipo de pisada (pronador, supinador o neutro).  Recomiendo realizarse una prueba de pisada (tiendas o centros especializados en running). o podéis tener una idea del tipo de pisada realizando el test casero.
  • Agarre: La zapatilla debe adaptarse a los diferentes tipos de suelo y de inclemencias metereológicas, por tanto es importante saber que tipo de suela es la más adecuada para el terreno donde vamos a correr.
  • Peso: Una zapatilla ligera hace la zancada más ágil, pero es importante no perder la amortiguación, ya que a menos peso, normalmente, menos amortiguación. Hay que encontrar el equilibrio entre peso y amortiguación.
  • Dureza: La resistencia de una zapatilla viene marcada por su dureza, pero afecta a la flexibilidad. Como en el caso anterior, hay que encontrar el equilibrio entre peso y distancia de carrera.

Si después de todo este lio,  ya habéis dado con una zapatillas que se adaptan a vosotros (peso + tipo de pisada) y con las que estáis cómodos, os aconsejo que sigais con las mismas (siempre que podáis), pues seguramente los experimentos con otras marcas no van a daros mejores resultados.

Y ahora, ¿¿cuanto pueden durar unas zapatillas, cuando debo jubilarlas??. Pues los expertos aseguran que en condiciones normales, unas zapatillas deben durar no más de 800 – 1.000 km, aunque es aconsejable vigilar el desgaste antes de que lleguen a esos 800 km. En mi caso, me ha pasado que alguna de mis zapatillas por fueran estaban estupendas (casi como nuevas) y en cambio la amortiguación ya no era la apropiada para la práctica del running (en ese caso las reservo para andar, pero las retiro de las carreras).

En el caso de corredores regulares (con al menos 3 días de salidas a la semana), es aconsejable poder disponer de dos pares de zapatillas para poder ir alternandolas.

Y lo más importante…, sean las zapatillas que sean…., no dejeis de hacer kilómetros y kilómetros (nos vemos por los caminos del running…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s